Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

lunes, 21 de mayo de 2018

FRAY LUIS DE GRANADA CONTRA EL TALMUD

DE LAS MENTIRAS, FALSEDADES Y DESVARÍOS DEL TALMUD
 
MAESTRO: Por lo que hasta aquí habemos tratado, habréis entendido cuán convencida queda la ceguedad de los incrédulos mediante el testimonio de las santas Escrituras. ¿Pues qué será, si además de las Escrituras halláremos otra probanza tan clara como la de ellas?
   
CATECÚMENO: ¿Cómo puede eso ser? ¿Hay cosa más cierta que la palabra de Dios, y la lumbre de la fe, que estriba en ella?
 
M.: Así es como decís. Mas con todo eso acordaos que como la lumbre de la fe es de Dios, así también lo es la de la razón, que Él imprimió en nuestras ánimas: por la cual se dice haber sido criado el hombre a imagen de Dios. Y aunque esta lumbre natural no iguale con la sobrenatural en certidumbre de lo que testifica; mas todavia tiene claridad en lo que entiende: la cual no cabe en la fe (porque fe es como cimiento del edificio, que no se ve) y esta claridad alegra y aquieta mucho los entendimientos. Pues por esta lumbre natural verá cualquier hombre de razón la ceguedad de los que creen las fábulas y mentiras de su Talmud como si fuesen sagrada Escritura.

Para lo cual habéis de saber, que en tiempo del Papa Benedicto XIII (Pedro de Luna, antipapa) un famoso Médico del mismo Pontífice, doctísimo en toda la doctrina de los Hebreos, se convirtió a nuestra santa fe, y le fue puesto por nombre Jerónimo de Santa Fe. Descando pues su Santidad alumbrar las ánimas, y sacarlas de las tinieblas de sus errores, mandó a este su Médico que escribiese un libro en el cual por testimonio de las santas Escrituras mostrase ser ya el Mesías venido, y ser este Cristo nuestro Salvador. Hizo esto él con toda diligencia. Y no contento con esto, escribió otro tratado también por mandado de su Santidad, en el qual refiere muchas de las falsedades y vanidades y fábulas de los libros del Talmud. Los cuales libros el Reverendísimo Arzobispo de Goa, D. Gaspar Jorge de Leão Pereira, de santa memoria, trasladó poco ha (año 1565) de lengua Latina en Portuguesa para luz y doctrina de las ánimas ciegas que en aquellas partes hay. Y en esta lengua andan estos dos libros impresos. Y de este segundo tratado (que refiere las falsedades del Talmud) determiné yo sacar aquí algunas cosas, para que por ellas se vea claro la ceguedad en que vive la gente que tales cosas cree. Este Talmud, (que quiere decir doctrina), compusieron los maestros de los hebreos cuatrocientos años después de la Pasión de nuestro Redentor. Y dicen ellos que esta es otra Ley que fue dada a Moisés por palabras. Y como fingen otras cosas sin probarlas, así también fingen ésta, que ni por razón ni por autoridad se prueba. Esta escritura es mayor [en tomos] que diez veces nuestra Biblia: además de las glosas, así antiguas como nuevas, que se han hecho sobre ella, que son muchas. Y los instruidores de este Talmud, por mejor afirmar y fundar sus ordenaciones y yerros, mandan en diversos lugares que todas las cosas por ellos ordenadas tengan tanta fuerza como las mandadas por Dios en la ley de Moisés. Y, demás desto ponen pena de muerte a quien negare alguna cosa de las escritas por ellos, no poniendo esta pena a los que contradijeren las palabras de la Ley de Dios.
   
Mas antes que comience a referir las falsedades de este libro, quiero que se acuerde el Cristiano lector que no hay maldad en el mundo que no se pueda creer de un ánima desamparada de Dios; mayormente si es enemiga y blasfema contra Cristo nuestro Salvador, que es la luz, y la puerta, y el camino para la verdad, sin la cual queda el hombre sin camino, y sin luz, y sin verdad, y así caerá en mil maneras de barrancos y despeñaderos. Y añado más: Que como entre las pasiones y apetitos de nuestra carne, el más furioso sea el que sirve a la generación humana, de aquí es que los hombres vacíos desta gracia vienen a caer en torpezas feísimas y abominables. He dicho esto porque este libro del Talmud (como libro compuesto por gente ajena del espíritu de Dios y de su gracia) contiene cosas tan torpes y tan sucias, que yo no me atrevo a referirlas por no ofender las orejas castas con cosas tan feas. Y porque no parezca increíble lo que aquí se dice, alega este autor en cada cosa el libro y el capítulo, y el principio de él; para que se vea que no finge cosa que allí no esté. Y dado caso que aquí lea cosas vanísimas y ridículas, pídole por caridad que detenga la risa y apareje las lágrimas para llorar la ceguedad de gente que tales cosas cree como dichas por Dios.
     
Y comenzando por lo que toca al conocimiento de Dios, están tan errados en esto los Talmudistas que, unas veces le quitan el poder, y otras el saber, y otras la verdad, y otras la santidad y justicia. Y así en un libro suyo que se llama Berachot, en el capítulo primero reparten la noche en tres partes, y en cada una de ellas dicen que Dios brama como un león diciendo: “¡Ay de mí, que destruí mi casa, y quemé mi templo, y cautivé a mis hijos entre las gentes del mundo!”. Y en el mismo capítulo dijo Rabí José: “Entré una vez en una casa desierta en Jerusalén a hacer oración; y cuando salí, encontré a Elías, el cual me saludó diciendo: Paz a ti, maestro. Yo le respondí: Paz a ti, Maestro, Señor. Y él me dijo: Hijo, no solamente dice eso Dios una hora, mas todos los días lo dice. Y también en la hora que Israel entra en las sinagogas, y responden a la oración, repela Dios su cabeza, y dice: Bienaventurado es el Rey que así lo glorifican sus hijos en su casa: mas ¡ay del padre que cautivó sus hijos! y ¡ay de los hijos que fueron cautivos y alejados de la mesa de su padre!”. Hasta aquí son palabras del sobredicho capítulo. Vean pues ahora todos cuán gran blasfemia sea esta: la cual ata las manos a Dios y le quita el poder, y le sujeta al hado. Asimismo, como le quitan el poder le quitan el saber, y le atribuyen cosas vanísimas. Y así en el libro llamado Havodá Sará, preguntando en qué se ocupaba Dios, responden que en las tres primeras horas del día se pone Dios a estudiar la ley; y en las tres siguientes, se asienta a enseñar a niños que murieron de poca edad; y en las otras tres se asienta a juzgar todo el mundo; y en las tres postreras, está jugando, holgando y riendo con el dragón llamado Leviatán. Esto hace de día. Y preguntando qué hace de noche, responden que cabalga sobre un querubín muy ligero, y visita diez y ocho mil mundos. Esto hace después de la creación del mundo; mas antes que lo criase se ocupaba en edificar mundos y deshacerlos. Véase pues cuántas locuras y disparates se contienen en todas estas palabras. Dicen también en el Berachot, en el capítulo primero, que después que se destruyó el Templo, no quedó a Dios en todo el mundo mas que cuatro codos de espacio para estudiar Halajá, que es lección del Talmud: y así dicen que en las tres primeras horas del día se asienta a estudiar en el Talmud. Véase pues cuán grande dislate sea este.
  
Asimismo le quitan la verdad. Porque en Bavá Metziá, en el capítulo que comienza Mecá Haboet, dice Rabí Ismael: “Grande cosa es la paz; pues Dios dijo mentira por poner paz entre Abrahán y Sara”.
 
No faltaba aquí sino poner en Dios pecado: y no dejan de ponerlo, según que dicen en Hullín en el capitulo que comienza Elloé Terrephot, sobre el texto del Génesis donde se dice que crió Dios dos grandes lumbreras. Porque sobre este paso dicen una patraña la más ridiculosa y necia que se pudiera imaginar. Porque dice Rabí Simeón, que en la hora de la creación la luna y el sol eran iguales, y pareció la luna delante de Dios, y díjole: “Señor, ¿es bien que dos Reyes se sirvan de una corona?”. Por esto mandó Dios que fuese disminuida la claridad de la luna. Dijo entonces ella muy sentida de este agravio: “Señor, ¿por haberte yo dicho lo que estaba en razón, me has apocado?”. Entonces Dios por alagarla y contentar le dijo: “No tomes pena por eso: porque el sol no parecerá sino de día; y tú parecerás de noche y de día”. Mas ella no se contentó con esto, mas antes dijo: “Señor, la candela delante del sol, ¿qué aprovecha?”. Díjole entonces Dios: “Yo haré que mi pueblo de Israel haga sus cuentas en tus meses”. Con todo esto no se contentó la luna, hasta que Dios se dio por culpado, y mandó a Moisés que en fin de cada luna hiciesse sacrificio de un bode (cabrón), porque Dios fuese perdonado de este pecado. Y esto prueban por el capitulo 28 del libro de los Números, donde manda Dios que este animal se ofrezca por los pecados. Consideren ahora los que tienen juicio, si es cosa para llorar, ver gente de razón obligada a creer so pena de muerte mentiras tan prodigiosas.
 
Así mismo dicen en Bavá Batraá, en el capítulo que comienza Hamor, que Rabá, hijo de Rabhaná, iba por un camino; y díjole un acemilero: “Muéstrame el monte de Sinaí. Yo fui con él, y oí allí una voz que decia: ¡Oh mezquino, ay de mí, que hice juramento! ¿Y quién me absolverá?”. Y después que tornó a su estudio, contó lo dicho a sus maestros: los cuales le reprehendieron diciendo: “En la hora que oíste esa voz, hubieras de decir: Señor, yo te absuelvo de este juramento”. Y glosa Rabí Salomón diciendo que este juramento de que Dios pedia absolución, era el cautiverio de Israel. ¿Puede ser mayor locura que ésta?
 
Son también los Talmudistas tan desvergonzados, que se atreven a inventar glosas contrarias a la ley de Dios. Por donde en Sanedrín, en el capítulo que comienza Arbamitot, y sobre las palabras del Levítico (cap. 20) que dicen: “No darás de tu simiente cosa que se consagre al ídolo Moloc”, declaran ellos que, por cuanto el texto dice: No darás de tu simiente, se entiende que no peca el hombre sino cuando da un solo hijo a este ídolo; mas si se los da a todos, no peca. Y por cuanto dice el texto: No darás, se entiende que no hay pecado sino cuando el padre da su hijo al sacerdote de Moloc para que haga el sacrificio; mas si el mismo padre lo hace, no peca. Y que si el hombre hace sacrificio de su padre o de su hermano al sobredicho ídolo, no peca.

Ítem, en el mismo libro y en el mismo capitulo dicen: “El que adora ídolos por amor o temor, no peca”. Y declara Rabí Salomón que por amor se entiende cuando algún Señor les ruega que los adore; y por temor, cuando le amenazaran si no los adora. ¿Pues quién no ve contradecir a esto toda la santa Escritura? Porque por amor de las mujeres Madianitas adoraron los hijos de Israel al ídolo de Fogor; y por este pecado mandó Moisés matar veinte y cuatro mil hombres; y Dios le mandó ahorcar todos los Príncipes del pueblo, porque no acudieron a remediar este mal. Y sobre todo esto si no fuera porque el sumo Sacerdote Finees aplacó a Dios, dijo el mismo Dios que hubiera de destruir todo el pueblo por este pecado. Y con estar todo esto escrito en el libro de los Números en el capitulo 25, vienen estos hombres blasfemos con su frente lavada a decir todo lo contrario de lo que Dios sentenció.
 
Asimismo no tienen vergüenza de contradecir a la santa Escritura: la cual alaba la casta fidelidad del santo José (Génesis 39) en no querer consentir con la maldad de su señora; mas ellos dicen en Hullín, en el capitulo que comienza Col-habacar, que José entró en la cámara de su señora con intención de pecar con ella; y que viro el Ángel Gabriel y castróle: y así se halló inhábil para el pecado. Esta glosa, además de ser fabulosa y loca, es manifiestamente contraria a la santa Escritura.
 
No contentos los Talmudistas con estas locuras, también se glorían en si mismos. Y así en el libro de Corá en el capitulo tercero está escrito que un Doctor llamado Rabí Simeón, hijo de Joaz, decia: “Yo soy tan digno y tan justo, que si yo quisiese, por mi bondad serían libres en el día del juicio todos los hombres que nacieron en el mundo desde el día que yo nací, hasta hoy; y si Alasár, mi hijo, fuese conmigo, podríamos librar del juicio todos los que nacieron desde el día que el mundo fue criado, hasta hoy; y si Jonatham, hijo de Husiel, fuese con nosotros, podríamos librar todo el género humano, desde el día de la creación del mundo hasta el fin”. Véase si es posible que el que esto decía, lo creía así; y ¿si dijera más uno de los que están atados en la casa de los orates, que esto? Y estas locuras obligan los Talmudistas a creer a la gente miserable, diciendo que cualquier hombre que escarneciere de alguno de los sabios del Talmud, o dijere mal de ellos es condenado a los infiernos. Y con estas amenazas espantan a la gente ruda y supersticiosa, para que crea mentiras tan monstruosas, y tales, que ni aun tras del fuego las osarían decir los niños cuando cuentan hablillas de viejas.
  
Y no contentos con ser blasfemos contra Dios, también hacen leyes perversas contra toda humanidad de justicia: y así dice Rabí Moisés de Egipto en el libro de Sopú en el capítulo quinto, que el que maldijere a su padre, o a su madre, no es culpado en cosa alguna; salvo si en la maldición nombrare alguno de los nombres propios de Dios. Y no solamente da licencia de maldecir a los padres carnales, contra el mandamiento de la ley de Dios, que dice: “El que maldijere a su padre, o a su madre, muera por ello” (Éxodo 21); mas también la da para maldecir al mismo Dios, conforme a lo que se dice en Sanedrín, en el capítulo que comienza Arba mihot: donde dice que el que maldijere a Dios, no tiene culpa, sino es cuando declara un nombre propio de Dios, que es Semhámephoras. Y si nombrare cuando maldice a Dios, con alguno de los otros sus nombres, que son, Adonai, Elohim, Sabaoth; que quieren decir, Señor, Justo, Dios de los ejércitos, no tiene culpa. Pues, ¿qué cosa más contraria a la justicia, y a la santa Escritura, y a toda razón, que esta? Ítem, dan licencia para matar sin pena alguna. Y así se dice en Sanedrín, en el capítulo que comienza Ellú que si alguno atare los pies y las manos de su compañero, y por esta causa muriere de hambre, el que lo ató, será libre de muerte. Mas si lo ató al sol, o al frío, y muriere, será culpado en la muerte. Y si lo ata y lo echa delante de un león, libre es de la muerte; y si lo echa delante de las moscas, es culpado en la muerte: y si lo echa en un pozo que tuviere escalera, y otro la quita, el que lo echó en el pozo, será libre.
 
Ítem, si diez hombres fueren contra otro hombre con diez palos y lo mataren, todos son libres.
 
Ítem, dice Rabí Moisés de Egipto en el libro de Suprin, en las lecciones de Sanedrín, en el capítulo nono, que si un malhechor fuere acusado delante los jueces, y todos a una voz lo sentenciaren a muerte, el tal sentenciado será libre de ella: porque es necesario que los jueces discuerden entre si, y que parte de ellos lo condenen, y parte lo absuelvan; y estarse ha por las más voces.
  
Ítem, dicen en el libro de Hullín que si Pedro dice un falso testimonio contra Martín, por el cual Martín es sentenciado a muerte; si antes de muerto se prueba la falsedad, morirá el acusador; mas si se prueba después de muerto, el acusador quedará libre. ¿Quién no ve ser estas determinaciones contra todas las leyes divinas y humanas?
  
Pues, ¿qué corazón habrá tan ajeno de toda humanidad, que por una parte no se espante leyendo esto, y por otra no llore viendo tantas ánimas obligadas so pena de muerte a dar crédito a cosas tan injustas, tan fabulosas y tan abominables? ¡Oh justicia de Dios, oh azote de Dios, que tal ceguedad permite por los pecados!
 
Pues volviendo al proposito, ¿qué os parece, hermano? ¿Cómo dábades crédito a cosas tan horribles, y tan contrarias, no solo a la santa Escritura, sino también a toda la lumbre de la razón con que Dios nos crió? Mas no faltará por ventura alguno que corrido de haber creído tales locuras, diga que nada de esto está en el Talmud. Esto no ha lugar poderse decir; porque el Autor que esto escribió, fue muy diligente en alegar el libro y el capitulo, y el principio de él en su misma lengua. Y demás de esto él escribió en Roma, y por mandado de su Santidad, donde hay Sinagogas y Maestros de esta secta, y no era posible ser un hombre tan loco y tan desvergonzado, que escribiese cosas que en presencia del Papa y de los Cardenales pudiesen claramente ser redargüidas. Así que en la verdad de lo dicho ningún lugar queda para dudar.
 
Catec.: Ahora que Dios me abrió los ojos para ver la luz de la verdad, veo más clara la falsedad y el engaño en que he vivido. Porque así como los que han estado mucho tiempo en una cárcel oscura y sucia, no sienten el mal olor de ella, por estar habituados a él; mas los que de nuevo vienen de aires puros y limpios, luego sienten este mal olor; así yo, habituado a creer estas fábulas y mentiras, no veía la falsedad de ellas: mas ahora con la luz de la verdad veo más claramente la falsedad de la mentira; y estoy corrido y avergonzado de mí mismo por haber creído tales cosas. Juntóse con esto haber nacido y criádome en ellas, y mamádolas en la leche, y heredádolas de todo mi avolorio hasta hoy: y esto me tenía cautivo y ciego en este engaño. Con esto se juntó la autoridad y excelencias de las santas Escrituras, que nosotros también recibimos; y a vueltas de estas verdades tan ciertas nos dieron a beber nuestros Doctores la ponzoña de estas mentiras: como lo hizo el perverso Mahoma, que engrandeciendo la dignidad y gloria de Cristo, trajo a su secta grán número de Cristianos: y no nos desayudó poco el menosprecio y manera de desgracia que nos muestran algunos de los Cristianos en muchas cosas; habiéndonos de atraer al conocimiento de la verdad con beneficios y buenos ejemplos. Porque esto nos hace recompensar una desgracia con otra: y juntamente con el aborrecimiento de las personas venimos también a aborrecer la religión que profesan. Por donde si ahora resucitara aquel que deseaba ser anatema de Cristo por salvar a sus hermanos (Romanos 9), con cuánta razón dijera aquello que él escribió: “¿Quién está enfermo, que yo no lo esté? ¿y quién se escandaliza, que yo no me abrase?” (II Corintios 11). No convertía el santo Apóstol los hombres de esta manera, sino haciendo mil manjares de sí, y haciéndose todo a todos los hombres, por hacer salvos a todos: ni despreciando los pecadores, sino llorando sus pecados.
 
FRAY LUIS DE GRANADA OP.  Introducción del Símbolo de la Fe, Parte cuarta, Tratado II, Diálogo 1º, Sección II, Capítulo XXII. En Obras del Venerable Padre Maestro Fray Luis de Granada, tomo XII. Madrid, Imprenta de Antonio de Sancha, 1789, págs. 276-288.

sábado, 19 de mayo de 2018

EL DIABLO, ODIO A LA HUMANIDAD, INCITA LOS ASESINATOS, LA SODOMÍA Y LA REVOLUCIÓN

«La antigua serpiente se regocija con todos estos castigos con que el hombre se ve castigado en alma y cuerpo. No quiere, él, que tiene perdida la gloria celeste, que el hombre la alcance. Efectivamente, cuando se percató que el hombre hizo caso de su consejo, empezó a planear de hacer guerra a Dios diciendo: “A través del hombre llevaré a cabo todos mis propósitos”.
  
Pues, en su odio, inspiró que todos los hombres se odiaran con el mismo mal sentimiento, para que se mataran los unos a los otros. Y dijo: “Haré que los hombres mueran, los perderé más que a mí mismo que ya estoy perdido, porque yo estoy vivo, pero ellos no lo estarán”. Y mandó su soplo para que la sucesión de los hijos de los hombres se extinguiera, y entonces los hombres se encendieron de pasión por otros hombres, perpetrando actos vergonzosos. Y la serpiente gozando de eso, gritó: “Esta es la suma ofensa para el que ha dado el cuerpo al hombre, que la forma de éste desaparezca, por haber evitado la relación natural con las mujeres”.
  
Es pues el diablo el que los persuade a convertirse en infieles y seductores, para odiarse y matarse convirtiéndose en bandoleros y ladrones, porque el pecado de la homosexualidad lleva a las más vergonzosas violencias y a todos los vicios. Y cuando todos estos pecados se hayan manifestado al mismo tiempo en el pueblo, entonces la constitución de la ley de Dios se quebrantará y la Iglesia será perseguida como una viuda. Y los príncipes, los aristócratas y los ricos serán echados de sus posesiones por la gente de menor rango y serán puestos en fuga de ciudad en ciudad, y su nobleza será aniquilada y los ricos se verán reducidos a la pobreza. Todas estas cosas ocurrirán cuando la antigua serpiente insinúe en el pueblo la voluntad de cambiar vestidos y costumbres. Los hombres le obedecerán, añadiendo allí un detalle, quitando en otra parte otro, deseosos de novedades y de cambios constantes».
 
SANTA HILDEGARDA DE BINGEN OSB, Liber divinórum óperum (traducción de Rafael Renedo Hijarrubia). Visión Primera de la Segunda parte, cap. IX.

ANTICATOLICISMO EN LA CAMPAÑA ELECTORAL DE MÉXICO

  
Panfletos como el arriba indicado se han estado distribuyendo en varios lugares de México, tachando la antigua y carísima devoción a la Virgen de Guadalupe de ser una superstición, y acusando a la Iglesia Católica de estar en connivencia con la «mafia del poder» y de promover la ignorancia entre el pueblo.
  
Estas hojas volantes aparecen a nombre de la coalición «Juntos Haremos Historia», con el Partido del Trabajo (PT) y el Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), encabezado por el populista Andrés Manuel López Obrador para las elecciones federales de 2018. Los referidos movimientos, aunque disímiles en el espectro político (PES es de derecha y protestante, y los otros dos de izquierda y extrema izquierda), contestes son en el odio a la Iglesia Católica, contra la cual mueven persecución informal.
  
Ante este enésimo acto, es oportuno reiterarle al mundo que la persecución contra la Iglesia Católica en estos últimos tiempos es el castigo que Dios permite contra la mafia deuterovaticana que se arroga el ser la Inmaculada Esposa de Cristo, cuando en realidad es la Gran Ramera Apocalíptica que fornica con los poderes seculares judeomasónicos y está ebria de la sangre de los mártires.
 
La nota cómica de esa propaganda es que ellos dicen estar a favor de «la verdadera libertad religiosa», mas a renglón seguido propugnan que las iglesias «estén al servicio del Estado». Claro, si desde la rebelión del maldito Martín Ludero -después Lutero- Lindemann, la herejía protestante es servil a los poderes temporales (recordar en última instancia, el imperialismo británico y la secesión holandesa del siglo XVI).
  
Hermanos católicos, ofrezcamos el resto de este mes actos de reparación y desagravio a la Santísima Virgen María, la única que puede detener la ira de Dios Uno y Trino. A los hermanos de México y Colombia en especial, que se encuentran en época electoral, reiteramos que es nuestro deber evitar que las ideologías anticristianas lleguen al poder.
   
JORGE RONDÓN SANTOS
19 de Mayo de 2018
Vigilia de Pentecostés, y fiesta de San Celestino V, Papa y confesor.

viernes, 18 de mayo de 2018

NOVENA EN HONOR DE LA SANTISIMA TRINIDAD

Novena compuesta por un sacerdote de la Compañía de Jesús, con Imprimátur otorgado por Mons. Pedro Espinosa y Dávalos, gobernador de la Mitra (luego Obispo) de Guadalajara (México), el 19 de Agosto de 1853. Los Gozos son de la autoría del Beato Diego José de Cádiz OFM.
 
MODO DE PRACTICAR LA NOVENA.
El tiempo de hacer esta novena puede ser cualquiera del año, pues todos los días son del Señor; pero principalmente se podrá hacer nueve días antes de la fiesta de la Santísima Trinidad, en el cual tiempo, con la dirección del confesor, comulgará tres veces, ayunará si pudiere, los tres días de las témporas de aquella semana (Miércoles, Viernes y Sábado infraoctava de Pentecostés), y frecuentará entre día actos de fe, esperanza y caridad de este sacrosanto misterio.
  
NOVENA EN HONOR DE LA SANTISIMA TRINIDAD

    
Por la señal ✠ de la Santa Cruz, de nuestros ✠ enemigos, líbranos Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
  
Puesto de rodillas delante de alguna imagen de la Beatísima Trinidad, hará con todas veras este Acto de Contrición:
Amorosísimo Dios, Trino y Uno, Padre, Hijo y Espíritu Santo, en quien creo, en quien espero, a quien amo con todo mi corazón, cuerpo y alma, potencias y sentidos, por ser Vos mi Padre, mi Señor y mi Dios, infinitamente bueno y digno de ser amado sobre todas las cosas: me pesa, Trinidad Santísima; me pesa, Trinidad misericordiosísima; me pesa, Trinidad amabilísima, de haberos ofendido, sólo por ser quien sois; propongo y os doy palabra de nunca más ofenderos y de morir antes que pecar; espero en vuestra suma bondad y misericordia infinita, y en la poderosísima intercesión de vuestra querida Hija, Madre y Esposa María Santísima mi Señora, que me habéis de perdonar todos mis pecados y me daréis gracia para perseverar en un verdadero amor y cordialísima devoción de vuestra siempre amabilísima Trinidad. Amén.
  
ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
Augustísima e inefable Trinidad, Eterno Dios Trino y Uno: humildemente postrado ante tu divina presencia como hijo de la Iglesia católica, creo y confieso que eres un solo Dios en la Esencia y Trino en las Personas. Yo te adoro Padre Ingénito, Hijo Unigénito y Espíritu Santo Consolador, tres Personas distintas y un solo Dios verdadero, te deseo alabar, servir y amar, corno te aman, sirven y alaban los espíritus angélicos, que dividió tu sabiduría en tres jerarquías, y cada jerarquía en tres coros, para que fueran sombra de tu Trinidad admirable. Yo te pido me des una fe firme de este altísimo Misterio, un aborrecimiento eficaz a toda ofensa tuya, especialmente mortal, un vivísimo dolor de las muchas que contra ti he cometido y un amor ardientísimo tuyo, con el cual observe tus divinos preceptos y solo atienda a agradarte y servirte, de modo que merezca verte, como deseo, por toda la eternidad; y juntamente te pido, misericordiosísima Trinidad, me concedas el favor que deseo alcanzar en esta novena, si ha de ser para gloria tuya y bien de mi alma. Amén.
 
Aquí se rezan tres Credos, y al fin de cada uno un Gloria Patri.
  
DÍA PRIMERO
Benignísimo Dios Trino y Uno, Criador amantísimo de los hombres: yo te ofrezco el ardientísimo amor con que los Serafines todos se abrasan en tu purísimo amor, con el cual incesantemente se consagran en sentidos afectos a tu mayor obsequio, ¡ojalá yo te amara tan fina y puramente como estos amantes espíritus! Concédeme, amabilísimo Dios, una centella de tu amor, y pues los Serafines al amarte, alaban tu santidad, repitiendo «Santo, Santo, Santo»; haz que yo solo tenga aprecio a la virtud y santidad, y que la conserve en esta vida, para merecer amarte con los Serafines eternamente en la gloria. Amén. Aqui se pedirá a la Santísima Trinidad lo que se desea.
   
ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS.
Misericordiosísimo Dios, Uno en la Esencia y Trino en las Personas, que me criaste a imagen y semejanza tuya, para que en esta vida te conozca y te ame, y en la otra te goce eternamente: yo te suplico por ti mismo, y por los méritos de mi Redentor Jesucristo, no permitas que por la culpa se borre en mi alma tu divina Imagen, sino que solo atienda en todos mis pensamientos, palabras y obras a agradarte, para que siendo morada tuya, siempre habites en mí por la gracia. A ti, pues, Eterno Padre, que me diste a tu Hijo para mi remedio; a ti, Hijo Unigénito, que te hiciste Hombre para redimirme; a ti, Espíritu Santo consolador, que santificas el alma para hacerla hija de Dios; a ti, Trinidad Divina, con todo afecto te pido me des tus eficaces auxilios, para vencer mis desordenadas pasiones y borrar mis culpas por medio de una verdadera confesión, y que en lo venidero no ame otra cosa sino a ti, perseverando en tu gracia hasta la muerte.

Gloria te sea dada, Trinidad Santísima, dulcísima, hermosísima, nobilísima, excelentísima, resplandeciente, serena y ajena de toda turbación: imperial Majestad, por las rubicundas Llagas de mi amador, amado y escogido entre millares mi Señor Jesucristo. Amén.
  
GOZOS EN HONOR DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD
    
Dios Uno y Trino a quien tanto
Arcángeles, Querubines,
Ángeles y Serafines
Dicen: Santo, Santo, Santo.
 
Gózate, amable Deidad,
En tu incomprensible esencia,
Y de que por tu clemencia
Perdonas nuestra maldad;
Por esta benignidad,
En místico dulce canto,
Ángeles y Serafines
Dicen: Santo, Santo, Santo.
 
¡Oh inefable Trinidad,
Bien sumo, Eterno, Increado,
Al hombre comunicado
Por exceso de bondad!
Y porque en la eternidad
De tu ser te gozas tanto,
Ángeles y Serafines
Dicen: Santo, Santo, Santo.
  
Gózate, pues tu luz pura,
Con ser tan esclarecida,
No llega a ser comprendida
Por alguna criatura;
Por eso al ver tu hermosura,
Con sagrado horror y encanto,
Ángeles y Serafines
Dicen: Santo, Santo, Santo.
 
Eres Todopoderoso,
Sabio, Inmenso, Criador,
Justo, Remunerador,
Bueno, Misericordioso;
En tus Santos prodigioso
Has sido y eres; por tanto,
Ángeles y Serafines
Dicen: Santo, Santo, Santo.
 
Gózate de que en tu ser
Todo es sumo, todo igual;
Que perfección desigual
En Ti no puede caber;
Llegando esto a conocer
El Trisagio sacrosanto,
Ángeles y Serafines
Dicen: Santo, Santo, Santo.
 
Aunque ciega, nuestra fe
Se aventaja a la razón,
Pues con la revelación
Iluminada se ve;
Enigma es todo lo que
Ahora vemos; entretanto,
Ángeles y Serafines
Dicen: Santo, Santo, Santo.
  
Fiada nuestra esperanza
En tu promesa divina
Hacia la patria camina
Con segura confianza;
Entretanto que esto alcanza,
Con el más melifluo canto,
Ángeles y Serafines
Dicen: Santo, Santo, Santo.
  
Tu suma amable bondad
Nuestro corazón inflama,
Derivándose esta llama
De tu inmensa caridad;
Amad, criaturas, amad
A quien por amarlo tanto,
Ángeles y Serafines
Dicen: Santo, Santo, Santo.
 
Sea ya nuestro consuelo
El Trisagio que Isaías
Con suaves melodías
Oyó cantar en el Cielo,
Donde con ferviente anhelo,
Por dar al Infierno espanto,
Ángeles y Serafines
Dicen: Santo, Santo, Santo.
  
Dios Uno y Trino a quien tanto
Arcángeles, Querubines,
Ángeles y Serafines
Dicen: Santo, Santo, Santo.
      
Antífona: Bendita sea la Santa e individua Trinidad, que todas las cosas cría y gobierna, ahora y siempre, y por infinitos siglos de los siglos.
. Bendigamos al Padre y al Hijo con el Espíritu Santo.
℟. Alabémosle y ensalcémosle en todos los siglos.
  
ORACIÓN
Omnipotente y sempiterno Dios, que concediste a tus siervos el conocer la gloria de tu eterna Trinidad en la confesión de la verdadera fe y el adorar la Unidad en tu augusta Majestad; Te rogamos, Señor, que por la fuerza de esa misma fe nos veamos siempre libres de todas las adversidades. Por Cristo, Señor nuestro. Amén.
  
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
  
DÍA SEGUNDO
Por la señal...
Acto de Contrición, Oración para todos los días y los tres Credos.
  
Sapientísimo Dios Trino y Uno, fuente y origen de toda la verdadera sabiduría: yo te ofrezco la admirable ciencia con que adornaste a los Querubines, para que conociendo tus infinitas perfecciones, te amen y alaben eternamente por lo que de ti conocen: concédeme, Señor, luz para que conociéndote te admire, alabe y ame, a ti únicamente como a quien únicamente es digno de ser alabado y amado. ¡Ojalá que tuviera yo el conocimiento de estos sabios espíritus, solo para encender mi voluntad en tu amor, y aborrecer todo aquello que tú aborreces y que me puede apartar de conocerte y amarte eternamente en la gloria! Amén.
Pídase la gracia que se desea. Los Gozos y la Oración se dirán todos los días.
      
DÍA TERCERO
Por la señal...
Acto de Contrición, Oración para todos los días y los tres Credos.
  
Altísimo Dios Trino y Uno, que tienes tu asiento en los purísimos Tronos: yo te ofrezco la santidad y pureza con que enriqueciste a estos soberanos espíritus, para que fueran digno solio de tu santidad infinita, y para habitar en ellos como en asiento digno de tu inmensa gloria: concédeme, mi Dios, una pureza y santidad semejante a la de estos felicísimos espíritus, para que habites perpetuamente en mi alma, y mi corazon sea digno solio de tu Majestad. ¡Ojalá mi pecho fueta un trono de fuego de amor tuyo, que consumiera los infernales ardores de la concupiscencia, y estuvieras de asiento en él, llenándome de tu gracia! Amén.
 
Pídase la gracia que se desea. Los Gozos y la Oración se dirán todos los días.
  
DÍA CUARTO
Por la señal...
Acto de Contrición, Oración para todos los días y los tres Credos.
  
Omnipotente Dios Trino y Uno, absoluto Señor de cielo y tierra: yo te ofrezco la profunda obediencia con que rendidas a tu imperio te obedecen las supremas Dominaciones, ejecutando prontamente en todo tu divina voluntad. Concédeme, Señor, un perfectísimo dominio sobre todas mis pasiones y desordenados apetitos, una exacta obediencia a tu santísima ley, que en nada quebrante tus divinos preceptos, y que sujetando mi alma y potencias a tu soberano imperio, no sea esclavo del Demonio y de la culpa, sino que goce el dominio y libertad que gozan los que son hijos tuyos por la gracia. Amén.
   
Pídase la gracia que se desea. Los Gozos y la Oración se dirán todos los días.
      
DÍA QUINTO
Por la señal...
Acto de Contrición, Oración para todos los días y los tres Credos.
  
Clementísimo Dios Trino y Uno, yo te ofrezco el admirable poder que concediste al coro de las Virtudes, con el cual ejecutan a honra y gloria tuya singulares maravillas, empleando toda su virtud únicamente en obras de tu amor, agrado y obsequio. Concédeme, mi Dios, el que yo no ultraje la virtud ni poder sobrenatural que tan libremente me das en tus divinos auxilios y demás dones sobrenaturales, sino que siempre coopere a tu poderosísima gracia, negándome a toda operación ajena de tu soberana virtud, ejecutando solamente obras dignas de hijo tuyo, con las cuales aumente las virtudes y méritos para gozarte en la gloria. Amén.
  
Pídase la gracia que se desea. Los Gozos y la Oración se dirán todos los días.
  
DÍA SEXTO
Por la señal...
Acto de Contrición, Oración para todos los días y los tres Credos.
  
Fortísimo Dios Trino y Uno, que adornaste a las Potestades angélicas con un singular poder contra el Infierno y contra sus potestades de tinieblas: yo te ofrezco los excelentes merecimientos de estos poderosos espíritus, y las admirables victorias que a honor tuyo consiguen de los ejércitos infernales, y te suplico me concedas poder para servirte y amarte, para vencerme a mí mismo y a los enemigos de mi alma, y sujetar la rebeldía de mis pasiones; para que venciendo todas las tentaciones del Demonio, me emplee todo en tu divino servicio y gloria. Amén.
  
Pídase la gracia que se desea. Los Gozos y la Oración se dirán todos los días.
  
DÍA SÉPTIMO
Por la señal...
Acto de Contrición, Oración para todos los días y los tres Credos.
 
Eterno Rey y Supremo Señor de todas las cosas, Dios Trino y Uno, que encomendaste a los Principados el cuidado y guarda de los reinos: yo te ofrezco los servicios todos con que estos soberanos espíritus atienden por tu obediencia al cuidado y guarda de los reinos de la tierra, amparándolos y procurando conducirlos a tu conocimiento. Yo te pido me concedas el que solo domine en el reino de mi alma la razón y tu ley, y que no sea esclava vilísima por la culpa, sino que haciéndome violencia y obedeciendo tu suave imperio, alcance el reino de la gloria. Amén.
  
Pídase la gracia que se desea. Los Gozos y la Oración se dirán todos los días.
  
DÍA OCTAVO
Por la señal...
Acto de Contrición, Oración para todos los días y los tres Credos.
  
Misericordiosísimo Dios Trino y Uno, yo te ofrezco los merecimientos de todos los Arcángeles, a los cuales destinaste para guarda de las ciudades y para embajadores de tus más altos secretos: concédme, Señor, tus eficaces auxilios para que conserve la cuidad de mi alma libre del poder del Demonio, y resista los continuos asaltos del común enemigo, y que solo reine en mí tu gracia y amor, con el cual merezca el que me reveles el altísimo misterio de tu Trinidad Inefable, en la ciudad celestial por toda la eternidad. Amén.
 
Pídase la gracia que se desea. Los Gozos y la Oración se dirán todos los días.
  
DÍA NOVENO
Por la señal...
Acto de Contrición, Oración para todos los días y los tres Credos.
  
Benignísimo Dios Trino y Uno, que tan dignaste señalar a cada uno de los hombres guarda y defensa del coro de los Ángeles todos, y el desvelo con que por tu amor defienden y patrocinan a los redimidos de tu Jesús: yo y te suplico me concedas el que de tal suerte oiga y ejecute los saludables consejos de mi Ángel Custodio, que no le atropelle quebrantando tu santísima ley, antes sí le obedezca en todo, de manera que merezca pasar a verte en su compañía en la gloria. Amén.
 
Pídase la gracia que se desea. Los Gozos y la Oración se dirán todos los días.

jueves, 17 de mayo de 2018

NOVENA EN HONOR DE SANTA MARIANA DE JESÚS PAREDES, LA AZUCENA DE QUITO

Adaptación de la Novena publicada por el Padre José María Anglés en 1895. Las oraciones de cada día fueron tomadas del Compendio della vita della Beata Marianna di Gesù detta Il Giglio del Quito, de Giuseppe Boero SJ, Verona 1863.
 
NOVENA EN HONOR DE SANTA MARIANA DE JESÚS PAREDES, LA AZUCENA DE QUITO
  
  
Por la señal ✠ de la Santa Cruz, de nuestros ✠ enemigos, líbranos Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
   
ACTO DE CONTRICIÓN
Señor mío Jesucristo, crucificado por mi amor, que no quieres la muerte del pecador sino que se convierta a Ti y viva la verdadera vida de gracia; ten misericordia y perdóname por tu Sagrado Corazón, manantial de bondad y mansedumbre, las innumerables culpas que he cometido hasta el presente; que yo las detesto de corazón, todas en general, cada una de ellas en particular, y proponga, auxiliado por tu divina gracia, antes morir que pecar. Amén.
   
ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
Dulcísimo Jesús mío, que, como nos apacientas entre las azucenas, pusiste los ojos desde la eternidad en la fragantísima azucena de Quito, Santa Mariana, y luego de que le diste el ser, la previniste con todas las bendiciones de dulzura que sueles derramar sobre las almas en las que has de poner tu trono. Heme aquí­ postrado entre las sagradas aras, implorando tu divina misericordia por los méritos de tu fiel sierva y amantísima esposa Mariana. Dame, Señor, que por la perfecta imitación de sus heroicas virtudes, sea yo buen olor tuyo en todo lugar, para que en todas partes sea glorificado por mí tu santo Nombre. Amén.
  
DÍA PRIMERO - 17 DE MAYO
Oh Lirio de pureza, Santa Mariana, que consagraste tus más tiernos años a Jesús y María, y poniendo todas tus delicias en la oración y la piedad fuiste creciendo siempre en santidad; impétrame la gracia de que también done a Jesús y María mis años juveniles, y mediante la piedad y la oración crezca siempre más en el divino servicio. Amén. Rezar un Padre nuestro, Ave María y Gloria.
 
GOZOS EN HONOR DE SANTA MARIANA DE JESÚS, LA AZUCENA DE QUITO
  
A la feliz mansión,
Do moras noche y día,
Al divino Corazón,
Sé, Mariana, nuestra guía
.
  
Como la blanca azucena
Los jardines donde crece
Con sus galas embellece
Y de su fragancia llena,
Tal de Quito la región
Inundaste de alegría.
Al divino Corazón,
Sé, Mariana, nuestra guía
.
  
De tu celestial Esposo
El Corazón fue tu estrella;
De allí una viva centella
Prendió en tu pecho dichoso,
Sí, del nuevo Salomón
El amor te consumía.
Al divino Corazón,
Sé, Mariana, nuestra guía
.
  
¡Con qué gozo tu alma pura
Desde tus años más tiernos
Unióse en lazos eternos
Al Dios de toda hermosura!
Tu Esposo para esta unión
De virtudes te atavía.
Al divino Corazón,
Sé, Mariana, nuestra guía
.
  
A mil y mil quiere tu alma
Las puertas abrir del Cielo;
Anhela tu noble celo
De mártir sangrienta palma:
Ir por esto al Marañón
Pretendes con bizarría.
Al divino Corazón,
Sé, Mariana, nuestra guía
.
  
Al ver sufrir a tu Amado
En la Cruz tantos dolores,
Ejerces tiernos rigores
En tu cuerpo delicado;
Tu sustento es la oración,
Tu cama la tierra fría.
Al divino Corazón,
Sé, Mariana, nuestra guía
.
  
Como el ave aprisionada
Suspira por la pradera
Donde celebrar espera
Su libertad recobrada,
Tu alma así de su prisión
Verse suelta ya quería.
Al divino Corazón,
Sé, Mariana, nuestra guía
.
  
Para recrear tu mente,
Si el puro labio entonaba
Himnos que el cielo dictaba
A tu corazón ardiente,
Responden a la canción
Las aves con su armonía.
Al divino Corazón,
Sé, Mariana, nuestra guía
.
 
Subes a la alta Jerusalén
Cual de incienso vaga nube,
A Dios te lleva un querube,
Y Dios corona tu sien,
Y a Sí mismo en galardón
Te se da desde aquel día.
Al divino Corazón,
Sé, Mariana, nuestra guía
.
  
De su virtud celestial
En pos alegres volemos;
Igual gloria gozaremos,
Ceñiremos lauro igual.
Ten, Mariana, compasión
Del pueblo que en ti confía.
Al divino Corazón,
Sé, Mariana, nuestra guía
.
  
A la feliz mansión,
Do moras noche y día,
Al divino Corazón,
Sé, Mariana, nuestra guía
.
 
Antífona: Ven, esposa de Cristo, recibe la corona que el Señor te preparó para toda la eternidad.
. Ruega por nosotros, bienaventurada Santa Mariana.
℟. Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.
  
ORACIÓN
¡Oh Dios!, que hasta en medio de los lazos del mundo quisiste que la bienaventurada Mariana floreciese como lirio entre las espinas, por su virginal castidad y asidua penitencia; concédenos por sus méritos e intercesión, que nos apartemos de los vicios y sigamos la senda de las virtudes. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.
  
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
  
DÍA SEGUNDO - 18 DE MAYO
Por la señal...
Acto de Contrición y Oración Inicial
   
Oh Lirio de pureza, Santa Mariana, que con sumo horror aborreciste el pecado, y conservaste la candidez de la bautismal estola, alcánzame un odio santo contra el pecado, para que nunca contamine mi alma, sino que la conserve pura y limpia de toda culpa Rezar un Padre nuestro, Ave María y Gloria.
  
Los Gozos y la Oración se dirán todos los días.
   
DÍA TERCERO - 19 DE MAYO
Por la señal...
Acto de Contrición y Oración Inicial
 
Oh Lirio de pureza, Santa Mariana, que tanto amaste la más bellíssima de las virtudes, cual es la castidad, que hiciste voto perpetuo de ella a los siete años, y angélicamente viviste como esposa purísima de Jesús, obtenme tal amor a la castidad, que me haga pronto a hacer y padecer cualquier cosa antes que menoscabar en lo más mínimo tan bella virtud. Rezar un Padre nuestro, Ave María y Gloria.
   
Los Gozos y la Oración se dirán todos los días.
  
DÍA CUARTO - 20 DE MAYO
Por la señal...
Acto de Contrición y Oración Inicial
 
Oh Lirio de pureza, Santa Mariana, que por afecto a la santa castidad amaste el retiro y la soledad, huyendo de toda vanidad y pompa mundana, y de todo divertimento y compañía peligrosa, alcánzame un veraz desprecio de las vanas apariciones, una fuga constante de todo peligro, para que en el retiro y el recogimiento viva para Jesús en pureza y castidad. Rezar un Padre nuestro, Ave María y Gloria.
  
Los Gozos y la Oración se dirán todos los días.
       
DÍA QUINTO - 21 DE MAYO
Por la señal...
Acto de Contrición y Oración Inicial
 
Oh Lirio de pureza, Santa Mariana, que custodiaste el tesoro de la castidad con tal modestia en tu persona, y con tal guardia sobre los sentidos que mereciste el título de Ángel, obtenme la gracia de imitar tu ejemplo de tal manera que la santa modestia resplandezca en cada una de mis miradas, palabras y actos, para edificación de los demás. Rezar un Padre nuestro, Ave María y Gloria.
  
Los Gozos y la Oración se dirán todos los días.
  
DÍA SEXTO - 22 DE MAYO
Por la señal...
Acto de Contrición y Oración Inicial
 
Oh Lirio de pureza, Santa Mariana, que para conservar tu inocencia y virginidad te guardaste bajo el manto de María, y la honraste y amaste con encendidísimo afecto más que filial, impétrame una verdadera devoción y filial confianza hacia María Santísima, para que en medio de tantos peligros pueda merecer su protección y su amor. Rezar un Padre nuestro, Ave María y Gloria.
  
Los Gozos y la Oración se dirán todos los días.
    
DÍA SÉPTIMO - 23 DE MAYO
Por la señal...
Acto de Contrición y Oración Inicial
 
Oh Lirio de pureza y tambièn prodigio de penitencia, Santa Mariana, que con admirables invenciones crucificaste tu cuerpo inocente, y le ofreciste como víctima a Dios, alcánzame el espíritu de la cristiana mortificación, para poner en fuga las delicadezas, los caminos y los placeres de los sentidos, y en cambio castigue este mi cuerpo rebelde, y haga a Dios un sacrificio agradable. Rezar un Padre nuestro, Ave María y Gloria.
  
Los Gozos y la Oración se dirán todos los días.
   
DÍA OCTAVO - 24 DE MAYO
Por la señal...
Acto de Contrición y Oración Inicial
 
Oh Lirio de pureza, Santa Mariana, que en todas las cosas te dejaste dirigir por la obediencia a tus superiores y confesores hasta exponer generosa la propia vida, concédeme el domar la soberbia y obstinación, y de dejarme guiar en todo y por todo por la santa obediencia a aquellos que Dios ha puesto en su lugar para gobernarme. Rezar un Padre nuestro, Ave María y Gloria.
  
Los Gozos y la Oración se dirán todos los días.
   
DÍA NOVENO - 25 DE MAYO
Por la señal...
Acto de Contrición y Oración Inicial
 
Oh Lirio de pureza, y Esposa purísima de Jesús, Santa Mariana, que toda inflamada de amor por tu divino Esposo, viviste para Él solo, y a Él consagraste los pensamientos, afectos, obras y todo tu ser, mereciendo por ello extraordinarias señales de predilección, obténme el poder apartar de la mente y el corazón todo pensamiento y afecto mundano, y comenzar a ser también totalmente de Jesús, y amarle a Él solo en vida y por toda la eternidad. Rezar un Padre nuestro, Ave María y Gloria.
  
Los Gozos y la Oración se dirán todos los días.

martes, 15 de mayo de 2018

MISA EN HONOR DE SAN ISIDRO LABRADOR

Del Misal Propio de España.

Die 15 Maji
Sancti Isidóri Agrícolæ, Confessóris
Duplex
 
Introitus. Ps. 91, 13-14. Justus ut palma florébit: sicut cedrus Líbani multiplicábitur: plantátus in domo Dómini: in átriis domus Dei nostri. (T.P. Allelúja, allelúja.) Ps. Ibid., 2. Bonum est confitéri Dómino: et psállere nómini tuo, Altíssime. ℣. Glória Patri.
  
ORATIO
Da nobis, quǽsumus, miséricors Deus: beáto Isidóro agrícola Confessóre tuo intercedénte, supérbe non sápere; sed, ejus méritis et exémplis, plácita tibi semper humilitáte deservíre. Per Dóminum nostrum.
  
Commemoratio S. Joannis Baptistæ de la Salle, Confessoris.
ORATIO
Deus, qui, ad christiánam páuperum eruditiónem et ad juvéntam in via veritátis firmándam, sanctum Joánnem Baptístam Confessórem excitásti, et novam per eum in Ecclésia famíliam collegísti: concéde propítius; ut ejus intercessióne et exémplo, stúdio glóriæ tuæ in animárum salúte fervéntes, ejus in cœlis corónæ partícipes fíeri valeámus. Per Dóminum.      
Léctio Epístolæ beáti Jacóbi Apóstoli.
Jac. 5, 7-8, 11 et 16-18.
  
Patiéntes estóte, fratres, usque ad advéntum Dómini. Ecce, agrícola exspéctat pretiósum fructum terræ, patiénter ferens, donec accípiat temporáneum et serótinum. Patiéntes ígitur estóte et vos, et confirmáte corda vestra: quóniam advéntus Dómini appropinquávit. Ecce, beatificámus eos, qui sustinuérunt. Sufferéntiam Job audístis, et finem Dómini vidístis, quóniam miséricors Dóminus est et miserátor. Confitémini ergo altérutrum peccáta vestra, et oráte pro ínvicem, ut salvémini: multum enim valet deprecátio justi assídua. Elías homo erat símilis nobis passíbilis: et oratióne orávit, ut non plúeret super terram, et non pluit annos tres et menses sex. Et rursum orávit: et cœlum dedit plúviam, et terra dedit fructum suum.
    
Graduale. Ps. 36, 30-31.Os justi meditábitur sapiéntiam, et lingua ejus loquétur judícium.
℣. Lex Dei ejus in corde ipsíus: et non supplantabúntur gressus ejus.
 
Allelúja, allelúja. ℣. Ps. 111, 1. Beátus vir, qui timet Dóminum: in mandátis ejus cupit nimis. Allelúja.
 
Post Septuagesimam, omissis Allelúja et Versu sequenti, dicitur:
Tractus. Ps. 111, 1-3. Beátus vir, qui timet Dóminum: in mandátis ejus cupit nimis.
℣. Potens in terra erit semen ejus: generátio rectórum benedicétur.
℣. Glória et dívitiæ in domo ejus: et justítia ejus manet in sǽculum sǽculi.
 
Tempore autem Paschali omittitur Graduale, et ejus loco dicitur:
Allelúja, allelúja.
℣. Ps. 111, 1. Beátus vir, qui timet Dóminum: in mandátis ejus cupit nimis. Allelúja.
℣. Osee 14, 6. Justus germinábit sicut lílium: et florébit in ætérnum ante Dóminum. Allelúja.
   
Sequéntia sancti Evangélii secúndum Joánnem.
Joann. 15, 1-7.
  
In illo témpore: Dixit Jesus discípulis suis: Ego sum vitis vera: et Pater meus agrícola est. Omnem pálmitem in me non feréntem fructum, tollet eum: et omnem, qui fert fructum, purgábit eum, ut fructum plus áfferat. Jam vos mundi estis propter sermónem, quem locútus sum vobis. Manéte in me: et ego in vobis. Sicut palmes non potest ferre fructum a semetípso, nisi mánserit in vite: sic nec vos, nisi in me manséritis. Ego sum vitis, vos pálmites: qui manet in me, et ego in eo, hic fert fructum multum: quia sine me nihil potéstis fácere. Si quis in me non mánserit, mittétur foras sicut palmes, et aréscet, et cólligent eum, et in ignem mittent, et ardet. Si manséritis in me, et verba mea in vobis mánserint: quodcúmque voluéritis, petétis, et fiet vobis.
   
Ofertorium. Ps. 20, 2-3. In virtúte tua, Dómine, lætábitur justus, et super salutáre tuum exsultábit vehementer: desidérium ánimæ ejus tríbuísti ei. (T.P. Allelúja.)
  
SECRETA
Propitiáre, Dómine, supplicatiónibus nostris, et has pópuli tui oblatiónes benígnus assúme: ut, intercedénte beáto Isidóro Confessóre tuo, quod fidéliter pétimus, efficáciter consequámur. Per Dóminum nostrum.
  
Commemoratione S. Joannis Baptistæ de la Salle.
SECRETA
Laudis tibi, Dómine, hóstias immolámus in tuórum commemoratióne Sanctórum: quibus nos et præséntibus éxui malis confídimus et futúris. Per Dóminum.
 
Communio. Matth. 19, 28 et 29. Amen, dico vobis: quod vos, qui reliquístis ómnia et secúti estis me, céntuplum accipiétis, et vitam ætérnam possidébitis. (T.P. Allelúja.)
 
POSTCOMMUNIO
Sit nobis, Dómine, reparátio mentis et córporis cœléste mystérium: et præsta; ut, cujus exséquimur cultum, intercedénte sancto Isidóro Confessóre tuo, sentiámus efféctum. Per Dóminum.
  
Commemoratione S. Joannis Baptistæ de la Salle.
POSTCOMMUNIO
Refécti cibo potúque cælésti, Deus noster, te súpplices exorámus: ut, in cujus hæc commemoratióne percépimus, ejus muniámur et précibus. Per Dóminum.

domingo, 13 de mayo de 2018

BEATA IMELDA LAMBERTINI, PATRONA DE LOS PRIMEROS COMULGANTES

[Dijo Jesús:] «Mi carne es verdadera comida, y mi sangre verdadera bebida: el que come mi carne y bebe mi sangre, mora en mí, y yo en él» (Juan 6, 56-57).
 
Beata Imelda Lambertini
  
La beata Imelda, patrona de la primera comunión, pertenecía a una de las más antiguas familias de Bolonia. Era hija del conde Egano Lambertini y de Castora Galuzzi. Desde muy niña dio muestras de excepcional piedad; era muy amante de la oración y acostumbraba a retirarse en un rincón de la casa, donde se había construido un pequeño oratorio con flores e imágenes. A los nueve años, sus padres, accedieron a su deseo y la enviaron a educarse al convento dominicano de Val di Pietra. Allí se ganó Imelda el cariño de todos, y su fervor edificó mucho a las religiosas. La joven tenía especial devoción a la presencia eucarística de Cristo en la misa y en el tabernáculo. Imelda deseaba ardientemente hacer la primera comunión, pero, según la costumbre de la época, ésta no podía tener lugar antes de cumplir los doce años. Imelda exclamaba algunas veces: «¿Cómo es posible recibir a Jesús y no morir de gozo?».
  
Cuando tenía once años, Imelda asistió, con el resto de la comunidad, a la misa de la vigilia de la Ascensión (12 de Mayo de 1333). Como era la más joven, fue la única que no recibió la comunión. Las religiosas se disponían ya a salir de la capilla, cuando vieron que una hostia volaba hasta Imelda, quien se hallaba absorta en oración, cerca del tabernáculo. Inmediatamente le hicieron notar al sacerdote que había celebrado la misa, el cual, impresionado por el milagro, dio inmediatamente a Imelda la primera comunión, que fue también la última. La emoción que produjo a la beata la presencia de Cristo fue demasiado grande. Fulminada por un ataque al corazón, Imelda cayó por tierra; cuando las religiosas acudieron a levantarla la encontraron muerta.
 
Los bolandistas insertaron en Acta Sanctórum (mayo, vol. III) un artículo sobre la beata Imelda, en razón de la antigüedad de su culto, aunque éste no fue confirmado oficialmente sino hasta 1826, mediante decreto del Papa León XII. En 1910, San Pío X la proclamó patrona de los primeros comulgantes. Existen varias biografías de tipo devoto, como las de Jean-Joseph Lataste OP (1889), Domenico Corsini (1892), Hieronymus Maria Wilms OP (1925) y Tommaso Alfonsi OP (1927). Ver sobre todo Marianne Constance de Ganay, Les Bienheureuses Dominicaines (1913), págs. 145-152. También hay un corto artículo en John Procter OP, Lives of Dominican Saints, págs. 259-262.
  
REFLEXIÓN
La admirable historia de la Beata Imelda testifica, además de la pureza y disposición necesaria para recibir a Jesús Sacramentado, la necesidad y eficacia del Sacerdocio sacramental. Hubiera sido algo pequeño para Dios poner directamente la Hostia flotante directamente en la lengua de Imelda, pero el anhelo y el amor de un hombre a Dios no es suficiente para suavizar su Corazón. Es aquí que el Sacerdote concluye que la voluntad de Dios evidentemente va más allá de las reglas existentes, que el Sacerdote es aquí el profeta y hace el milagro, revistiéndose con los ornamentos de salvación y dándoles este Sacramento. Esta es su tarea.
  
ORACIÓN (del Misal Dominico)
Oh Señor Jesucristo, que recibiste en el Cielo a la bienaventurada virgen Imelda, herida de ardiente caridad, tras alimentarla admirablemente con la inmaculada Hostia: haz que por su intercesión nos acerquemos a la sagrada Mesa con la misma caridad, para que deseemos morir y merezcamos estar contigo, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

viernes, 11 de mayo de 2018

¿CUÁNDO ESTADOS UNIDOS DEJARÁ DE SER VASALLO DE ISRAEL?

Columna publicada por Germán Gorráiz López en ALERTA DIGITAL. La caricatura pertenece a su autor.
 
   
El actual sistema dominante o establishment estadounidense utilizaría la dictadura invisible del consumismo compulsivo de bienes materiales para anular los ideales del individuo primigenio y transformarlo en un ser acrítico, miedoso y conformista que pasará a engrosar ineludiblemente las filas de una sociedad homogénea, uniforme y fácilmente manipulable mediante las técnicas de manipulación de masas, teniendo como pilar de su sistema político la sucesiva alternancia en el Poder del Partido Demócrata y del Republicano (ambos fagocitados por el lobby judío), con lo que la sorpresiva victoria de Donald Trump ante Hillary Clinton representó para Israel “perder una valiosa amiga para ganar un amigo mejor”, Donald Trump, el tapado de la AIPAC.
  
¿Es EEUU el vasallo de Israel?
El Magnicidio de Kennedy tuvo como daño colateral el nacimiento de un sistema político tutelado por el “Poder en la sombra”, quedando desde entonces como rehenes todos lo sucesivos Presidentes electos de EE.UU., según la confesión realizada por el primer Ministro israelí Ariel Sharon al entonces Ministro del Exteriores Shimon Peres en octubre del 2001: “Nosotros, el pueblo judío, controlamos Estados Unidos y los estadounidenses los saben”, teniendo como fuente la radio israelí “Kol Israel”, sirviéndose de lobbys de presión entre los que descollaría la American Israel Public Affairs Committee (AIPAC).
  
La AIPAC sería el más influyente grupo de presión pro-ísraelí en EE.UU. pues cuenta con más de 100.000 miembros (150 de ellos dedicados exclusivamente a presionar al Congreso, a la Casa Blanca y todos los organismos administrativos en la toma de decisiones políticas que puedan afectar a los intereses del Estado de Israel) y aunque siempre se ha creído que la AIPAC sería un “gobierno virtual” que teledirigiría la política exterior de EE.UU. en función de los intereses israelíes, la realidad sería que el lobby pro-israelí tiene verdadero peso en los ámbitos del poder porque EE.UU. e Israel casi siempre han compartido idénticos intereses geopolíticos desde la fundación del Estado de Israel en 1.948. Así, EE.UU. contaría con Israel para mantener a los Estados árabes de Oriente Próximo bajo la amenaza constante de ataque, (asegurándose de paso que se mantengan serviles ante Washington) e Israel no podría seguir existiendo en su forma actual sin el fuerte apoyo político y material que recibe de EE.UU. (unos 3.800 millones de dólares anuales en ayuda militar).
  
Sin embargo, durante el segundo mandato de Obama, asistimos a la escenificación de un “desencuentro en las formas” Israelí-EE.UU. debido al concepto geopolítico imperante en la Administración Obama y cuyo cerebro sería el ex-Consejero de Seguridad Nacional del presidente Carter, Zbigniew Brzezinski. Así, Brzezinski en un discurso ante al Consejo Nacional Irano-estadounidense (NIAC), afirmó que “creo que los EE.UU. tiene derecho a decidir su propia política de seguridad nacional y no seguir cual mula estúpida lo que hagan los israelíes”. Además, Brzezinski, estaría enfrentado con los lobbys neoconservadores republicano y judío de EE.UU. y con su habitual mordacidad habría desacreditado la miopía geoestratégica de ambos grupos de presión al afirmar que “están tan obsesionados con Israel, el Golfo Pérsico, Irak e Irán que han perdido de vista el cuadro global: la verdadera potencia en el mundo es Rusia y China, los únicos países con una verdadera capacidad de resistir a Estados Unidos e Inglaterra y sobre los cuales tendrían que fijar su atención”.
  
Donald Trump, el tapado de la AIPAC
Theodor Herzl es considerado el Padre del actual Estado de Israel y fundador del sionismo y en su libro “El Estado judío: ensayo de una solución moderna de la cuestión judía”, propuso la creación de un Estado judío independiente y soberano para todos los judíos del mundo al tiempo que promovió la creación de la OSM (Organización Sionista Mundial) y en su obra “La vieja Nueva Tierra” (1902), sienta las bases del actual Estado judío como una utopía de nación moderna, democrática y próspera en la que se proyectaba al pueblo judío dentro del contexto de la búsqueda de derechos para las minorías nacionales de la época que carecían de estado, como los armenios y los árabes.
 
Sin embargo, aurora-israel.co/il, denuncia que “ la política aislacionista del primer ministro, Biniamín Netanyahu, parece estar en las antípodas de los fundadores del sionismo, tales como Teodoro Herzl y Chaim Weizmman, que incluyeron al movimiento dentro del espectro progresista en el campo de la diplomacia, con lo que la pregunta es si puede revertirse peligroso el aislamiento diplomático de Israel con una política que sea contraria al inmovilismo y el encerramiento”.
  
El Gobierno de Netanyahu aspira a resucitar el endemismo del Gran Israel (Eretz Israel), ente que intentaría aunar los conceptos antitéticos del atavismo del Gran Israel (Eretz Israel), que bebería de las fuentes de Génesis 15:18, que señala que “hace 4.000 años, el título de propiedad de toda la tierra existente entre el Río Nilo de Egipto y el Río Eúfrates fue legado al patriarca hebreo Abraham y trasferida posteriormente a sus descendientes”, doctrina que tendría como principal adalid a Isaac Shamir al defender que “Judea y Samaria (términos bíblicos de la actual Cisjordania) son parte integral de la tierra de Israel. No han sido capturadas ni van a ser devueltas a nadie”. En dicha doctrina se basarían los postulados actuales del partido Likud liderado por Netanyahu quien aspira a convertir a Jerusalén en la “capital indivisible del nuevo Israel”, tras la invasión de su parte oriental tras la Guerra de los Seis Días (1.967) por lo que la Administración Trump podría en breve inaugurar la Embajada Estadounidense en Jerusalem, lo que conllevará una nueva intifada palestina y el repudio de la comunidad internacional.
 
¿Irán en el punto de mira del Pentágono?
Irán adquirió una dimensión de potencia regional gracias a la política errática de Estados Unidos en Iraq (fruto de la miopía política de la Administración Busch obsesionada con el Eje del Mal), al eliminar a sus rivales ideológicos, los radicales talibanes suníes y a Sadam Husein con el subsiguiente vacío de poder en la zona, por lo que ha reafirmado su derecho inalienable a la nuclearización, pero tras la elección de Hasan Rowhani como nuevo Presidente electo de Irán se abrió un escenario nuevo y una oportunidad para la resolución del contencioso nuclear EE.UU.-Israel-Irán.
  
Así, sería factible retomar el acuerdo de cooperación energética del 2010 entre Irak, Irán y Siria para la construcción del gasoducto de South Pars a Homms que conectaría el Golfo Pérsico con el Mar Mediterráneo y permitiría la llegada del gas iraní a la Unión Europea relativizando de paso la importancia estratégica de Turquía dentro del Proyecto del Gasoducto Trans-Adriático (TAP) así como el papel relevante de Arabia Saudí y Emiratos Árabes como suministradores de crudo a Occidente, intento que será torpedeado por Turquía, Arabia Saudí, Emiratos Árabes e Israel.
  
Sin embargo, el Congreso y Senado de EE.UU. aprobaron una declaración preparada por el senador republicano Lindsey Graham y el democráta Robert Menéndez que señalaba con rotundidad que “si Israel se ve obligado a defenderse y emprender una acción (contra Irán), EE.UU. estará a su lado para apoyarlo de forma militar y diplomáticamente”, lo que conllevará el aumento de la presión del lobby pro-israelí de EE.UU. (AIPAC) para proceder a la desestabilización de Irán por métodos expeditivos. Para ello, el Senado de EE.UU. renovó de forma unánime hasta el 2.026 la Ley de Sanciones contra Irán (ISA por sus siglas en inglés) y tras el lanzamiento de un nuevo misil balístico por Irán, Trump amplió las sanciones contra varias empresas iraníes relacionadas con los misiles balísticos sin violar el Acuerdo Nuclear firmado entre el G+5 e Irán en 2.015, conocido como Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA por sus siglas en inglés). Acuerdo que la Administración Trump abandonará en breve y que tendrá como efectos colaterales el estrangulamiento de las exportaciones del crudo iraní y su entrada en la órbita de influencia de Putin.
  
Sin embargo, todo ello serían simples fuegos de artificio para distraer la atención del maquiavélico Plan esbozado por la Alianza anglo-judía en 1960 pues Siria, Libia e Irak serían tan sólo el cebo del plan anglo-judío para atraer tanto a Rusia como a China y provocar un gran conflicto regional que marcará el devenir de la zona en los próximos años y que sería un nuevo episodio local que se enmarcaría en el retorno al endemismo recurrente de la Guerra Fría EE.UU.-Rusia. Así, según un informe del portal Veterans Today, “Israel estaría trasladando armas de defensa aérea, artillería de largo alcance, helicópteros y aviones de combate F-15 a Erbil, capital del Kurdistán iraquí para una guerra más amplia contra Irak e Irán” al tiempo que los Presidentes de Irán y Turquía, Rohani y Erdogan amenazaron con tomar “medidas más fuertes” para evitar que el nuevo Kurdistán se convierta en portaaviones de Israel en una próxima guerra contra los Gobiernos chiitas de Irak e Irán.
  
Dicha Guerra involucrará a ambas superpotencias (EE.UU. y Rusia) contando como colabores necesarios a las potencias regionales (Israel, Siria, Egipto, Jordania, Arabia Saudí e Irán), abarcando el espacio geográfico que se extiende desde el arco mediterráneo (Libia, Siria y Líbano) hasta Yemen y Somalia y teniendo a Irak como epicentro (rememorando la Guerra de Vietnam con Lyndon B. Johnson (1.963-1.969) y cuyo desenlace podría tener como efectos colaterales el diseño de una nueva cartografía favorable a los intereses geopolíticos de EE.UU., Gran Bretaña e Israel con la implementación del Gran Israel (“Eretz Israel”).

SAN FRANCISCO DE JERÓNIMO, PREDICADOR JESUITA

San Francisco de Jerónimo
 
San Francisco de Jerónimo nació en Grottaglie, cerca de Taranto, en 1642. Este elocuente misionero jesuita, al que llamaban “el apóstol de Nápoles”, se distinguió por su ilimitado celo en favor de la conversión de los pecadores y por su amor a los pobres, los enfermos y los oprimidos.
 
En 1666, antes de cumplir los 24 años de edad, San Francisco recibió la ordenación sacerdotal. Durante los cinco años siguientes, enseñó en el “Collegio dei Nobili”, que los jesuítas tenían en Nápoles. A los 28 años ingresó en la Compañía de Jesús. De 1671 a 1674, ayudó en el trabajo misional al célebre predicador Agnello Bruno. Al concluir sus estudios de teología, los superiores le nombraron predicador de la Iglesia del Gesú Nuovo, de Nápoles. Se dice que convertía por lo menos a unos 400 pecadores al año. El Santo visitaba las prisiones, los hospitales y no vacilaba en seguir a los pecadores hasta los antros del vicio, donde algunas veces fue brutalmente maltratado. Además de sus misiones y Ejercicios, predicaba sin cesar en las iglesias y plazas, porque las multitudes que le seguían arrebatadas por su elocuencia, no cabían en el sagrado recinto. Fue el predicador más popular de su época: al bendecir a San Alfonso de Ligorio, le predijo que llegaría a los noventa años y que haría gran bien a la Iglesia.
 
San Francisco murió a los 74 años de edad y fue sepultado en la Iglesia de los jesuitas de Nápoles. El Papa Gregorio XVI lo canonizó en 1839.
 
ORACIÓN
Oh Dios, que para la salvación de las almas hiciste al bienaventurado Francisco eximio pregonero de tu Palabra, concédenos por su intercesión, que continuamente podamos ponderar en nuestros corazones los mandatos de tu ley, y que fielmente los pongamos por obra. Por J. C. N. S. Amén.

jueves, 10 de mayo de 2018

VELORIOS DEL OPUS JUDEI

Ya habíamos hablado un poco sobre el carácter judío -o al menos, judaizante- de “La Obra” en sus honras fúnebres. Ahora detallemos en la práctica del velorio, que, como en muchas otras cosas, traen a colación -cuando no son un préstamo directo- las ordenanzas talmúdicas.
 
Se lee en el libro Regole Ebraiche di Lutto: appunti di un corso del Seminario Davide Almagià (Reglas judías de luto: apuntes de un curso del Seminario Davide Almagià) -prologado y revisado nada menos que por Riccardo Shemuel “No quiero que oren por los judíos el Viernes Santo, ni que hablen negativamente de los fariseos; mucho menos que canonicen a Pío XII ni que repatriaran los restos de Víctor Manuel III” Di Segni Dascali, Gran Rabino de Roma-, Carucci Editori, Roma 1980, pág. 17, párrafo 2º, lo siguiente:
  
TRADUCCIÓN: «Los usos concernientes al cuidado de los difuntos se destacan por una extrema simplicidad (Rabino Hayim David haLevi, Meqor Hayim haShalem, tomo V, pág. 355). Cerca de 20 minutos después del deceso, el cadáver es despojado, revestido con un lienzo blanco y luego tendido en el suelo».
  
A continuación, las honras fúnebres del rabino jasídico Avrohom Yaakov Friedman (fallecido el 1 de Enero de 2013):
 
 
Comparemos con los velorios de los líderes del Opus Dei:
  1. José María Escriba y Albás, a. “San Mons. Josemaría Escrivá de Balaguer, III Marqués -I español- de Peralta [1]”, Prelado doméstico de Su Santidad (fallecido el 26 de Junio de 1975)

    Álvaro del Portillo de rodillas ante el cadáver de Escriba
     
  2. Álvaro del Portillo y Díez de Sollano, Alférez provisional del Arma de Ingenieros [2], Caballero de Gracia y devoción de la Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, Rodas y Malta [3] y Obispo titular de Vita (fallecido el 23 de Marzo de 1994)
     
    Wojtyla Katzorowsky rindiéndole sus honores a Álvaro del Portillo
      
  3. Javier Echevarría Rodríguez, doctor In utróque juris y Obispo titular de Cilibia (fallecido el 12 de Diciembre de 2016)

    Fernándo Ocáriz Braña (actual Prelado de “La Obra”), oficiando las exequias de su antecesor
Si bien no se observan del todo las disposiciones talmúdicas -no hay lienzo blanco, y las exequias de Echevarría se hicieron tres días después-, el hecho es que los velorios de los tres líderes opusinos conservan el elemento esencial del funeral judío: el cuerpo es velado en el suelo. Por ello, no está descaminado quien acuñara el término “Opus Judei” para referirse a la fundación de Escriba.
  
NOTAS
[1] El Marquesado de Peralta fue un título nobiliario del Sacro Imperio Romano Germánico otorgado mediante Real Cédula el 18 de Febrero de 1738 por el emperador Carlos VI de Austria en favor del jerezano -y no oscense- Don Juan Tomás de Peralta y Franco de Medina, en recompensa a su lealtad a la causa austracista durante la Guerra de Sucesión. Al morir este último en 1743 sin descendencia directa, se extinguió el título, que fue rehabilitado como título de la Iglesia por el Papa León XIII mediante Breve del 29 de Noviembre de 1883 en favor del Ministro Plenipotenciario costarricense en España, Don Manuel María de Peralta y Alfaro (que murió en 1930, sin descendencia). Y finalmente, fue establecido el 3 de Agosto de 1968 como título español en favor de José María Escriba y Albás, concesión obtenida del Ministerio de Justicia en forma irregular (Escriba adujo en la solicitud de rehabilitación que el marquesado fue creado el 14 de Mayo de 1718, 20 años antes de la fecha verdadera -haciendo pasar como español un título de origen austríaco-). Cuatro años después, José María transmite el marquesado a su hermano Santiago, quien falleció en 1994, y como ninguno de sus descendientes reclamó el título, se extinguió plenamente en el derecho.
[2] Alférez provisional era un rango militar creado por la Junta de Defensa Nacional en Septiembre de 1936, para suplir de oficiales al Bando Nacional, ostentando tal grado durante la guerra. Álvaro del Portillo ingresó a la academia militar de Fuentes Blancas (Burgos) el 10 de Noviembre de 1938, graduándose como Alférez Provisional mediante resolución del Ministerio de Defensa publicada en el B.O.E. Nº1, del 1 de Enero de 1939 -Año de la Victoria-, pág. 8, siendo destacado a Cigales (Valladolid) el 11 del mismo mes, donde permaneció hasta el 28 de Marzo como jefe de regimiento; y algunos de sus conmilitones (Rafael Termes Carreró, Félix Peig Plans) adhirieron después a “La Obra”.
[3] Refiere el historiador Ricardo de la Cierva en su libro Los Años Mentidos que Álvaro del Portillo fue admitido en 1963 en la Orden de Malta por su ascendencia noble en todos sus cuatro costados. Escriba, muy a pesar de su anhelo, no lo consiguió. Tal vez por ello decidió bregar por el marquesado.